Bienvenido!

Archivo de la categoría: Persona – Empresa

Francisco José Sierra

franciscojose

La frase más popular del fundador de Yamaha en Colombia no tiene nada que ver con motos: “Un niño que abraza un instrumento musical, jamás empuñará un arma”. Sus palabras están en la mente de cerca de 15.000 jóvenes que han sido acogidos desde 2005 por la Fundación Yamaha con clases de música. El objetivo, desde un principio, ha sido quitarle niños a la guerra.

Sierra no puede pensar en Yamaha como si fuera una marca más de motocicletas. Siendo el fundador de la compañía en Colombia sabe que la música y el transporte van de la mano, que necesitan disciplina, respeto y dedicación.  Su empresa refleja su pensamiento. De hecho, Sierra, a veces, llega a su oficina en moto. Han pasado 40 años y, desde que comenzó con una de dos tiempos, no se ha bajado de las dos ruedas.

Antonio Celia Martínez

antonio

Personaje ejemplar: Empresa

La apuesta de Antonio Celia es la gente

Enamorado de la educación, de realizar el trabajo con disciplina y esmero, pero, sobre todo, de hacer lo que hace con verdadero amor, son las recetas de éxito que tiene este empresario barranquillero que cumplió 30 años en Promigas. “Para cumplir las metas empresariales con éxito hay que rodearse del mejor equipo de trabajo, con los mejores profesionales y, por eso, destaco que la educación, la constante formación del talento humano es el que hace la diferencia”, sostuvo Antonio Celia Martínez, presidente de Promigas. Además -comentó-, desde su cargo siempre está pendiente de que sus colaboradores sean buenos profesionales, buenas personas, tengan calidad de vida, porque la vida empresarial se fundamenta en generarles bienestar a las otras personas, “para que la gente viva mejor, que tengan una vida decente y así creo que la misión resulta más llevadera”.

Comenzó su vida empresarial en 1981 y ha reconocido siempre que el tema central de esta ha sido la educación, el acceso a ella con calidad, “porque garantizando estos elementos es que se le permite a una sociedad crecer, formarse, avanzar. Para mí, sin duda, esa es la tarea pendiente que tiene Colombia y, en general, América Latina”. Celia es ingeniero egresado del Worcester Polytechnic Institute de Massachussets y con estudios en MIT y Wharton es uno de los líderes empresariales más destacados del país. Su valioso desempeño empresarial lo ha llevado a cumplir importantes cargos directivo, como que actualmente es el presidente de la Junta Directiva del Grupo Nutresa y del Consejo Directivo de la Asociación Colombiana de Gas Natural – Naturgas.

Como presidente de Promigas, Antonio Celia ha liderado la expansión de la compañía, lo cual ha sido decisivo para la masificación del uso del gas natural en el país, servicio público esencial que ha contribuido al mejoramiento de la calidad de vida de más de 20 millones de habitantes, la mayoría de ellos de los estratos socioeconómicos más bajos.

Historia con el fútbol

Cuando niño quería ser jugador de fútbol, pero se decidió por el estudio. No obstante, es hincha furibundo del Atlético Junior y, además, destaca su amistad con Carlos “El Pibe” Valderrama, para él, el mejor jugador de la historia de este equipo. Su legado empresarial para las nuevas generaciones es “hacer las cosas con muchas ganas, con pasión, educación, pero, ante todo, descubrir lo que a uno le gusta para que realmente sea feliz”

María Isabel Urrutia

Maria_ISabel_Urrutia

Ni la fama ni la medalla conseguida en los pasados Juegos Olímpicos en Sydney, la han cambiado. No ha olvidado la humilde cuna donde nació hace ya 36 años, ni a su gente. Y aunque ahora, cuando transita por las calles de su natal Candelaria, en el Valle del Cauca, todos la detienen para saludarla o pedirle un autógrafo, ella lo hace con gusto pero con orgullo de ser colombiana. María Isabel Urrutia mantiene la misma sencillez de siempre. El hecho de ser la única deportista colombiana que ha logrado oro en unos Olímpicos no se le ha subido a la cabeza. Por el contrario, parece que hubiera retrocedido en el tiempo y cada entrenamiento lo toma como si fuera el primero.

Pedro Medina Lara

Pedro_Medina

Fundador y director ejecutivo de la fundación Yo Creo en Colombia.

Ha realizado más de 200 presentaciones a más de 180.000 colombianos en 42 ciudades y 7 países sobre Por qué Creer en Colombia.

Esta charla motiva a los colombianos a hablar y actuar positivamente por el país. Ha sido presentada a presidentes de naciones, empresarios, altos ejecutivos, estudiantes, entre otros públicos. Es un hombre que tiene una meta fija y está convencido de la importancia de su trabajo para el futuro del país.

Samuel Azout, sencillo y solidario

Samuel_Azout_sencillo_solidario

• Prefieren que lo llamen Sammy porque es más cariñoso y genera confianza.
“Samuel, o Sammy como lo conocemos quienes tenemos el privilegio de ser sus amigos, es un hombre de profundos valores personales, éticos y morales. De sus múltiples cualidades, destaco su calidez y cercanía. Es una persona sencilla que no se deja tentar por las veleidades del poder. Además, es un excelente competidor, pero mejor colega”.
Así define Gonzalo Restrepo López, presidente de Almacenes Exito, a Samuel Azout Papu, presidente de la Organización Carulla Vivero, elegido como Colombiano Ejemplar en la Categoría de Persona en Economía y Negocios. Y es que Sammy, como el mismo prefiere que le digan, porque lo considera más cercano y cariñoso, no sólo preside la segunda cadena comercial del país por volumen de ventas sino que dedica buena parte de su tiempo a la solidaridad.
Al respecto considera que las empresas tienen un compromiso social ineludible. “Unas empresas lo han entendido mas que otras. Aquellas que más rápidamente se adapten a este pensamiento tendrán el reconocimiento de la sociedad como entes responsables y productivas. Empresas socialmente responsables son necesarias para lograr mayor prosperidad colectiva, la cual se traduce en mas bienestar para las mismas empresas. El egoísmo empresarial es cosa del pasado, así muchos se resistan a aceparlo”, afirma.
En ese sentido, Carulla Vivero trabaja en diferentes frentes como el de vivienda, salud infantil y educación, a través de entidades como la Fundación Carulla, el Banco de Alimentos y El Minuto de Dios.
También apoya a fundaciones que se dedican a mejorar las condiciones de vida de la población afectada por el conflicto armado, como es el caso de la Fundación Almuerzo Navideño (FAN), que en Medellín tiene un proyecto muy importante con los niños de La Cruz, en la Comuna Nororiental de la ciudad. y donde Samuel Azout estuvo el mes pasado contagiándose de la alegría de estos pequeños.
“La generación nuestra con sus fallas y virtudes ya está formada. El pasado se fue para siempre y el presente también. Solo tenemos el futuro. El futuro está en los niños”, expresa Sammy.
Luego agrega: “Es allí donde hay que concentrar nuestros esfuerzos para construir en Colombia una sociedad justa, y si es justa será pacífica. La Fundación FAN es una obra ejemplar. Lo que ha hecho Luz Amalia Botero y un grupo de excelentes personas de Antioquia es un ejemplo de contribución a la sociedad. Soy un admirador de este proyecto y esos niños de La Cruz son dueños de un pedazo de mi corazón”.
Al respecto, señaló que existe un proyecto de grandes empresarios de Antioquia para entregar a un millón de niños de escasos recursos un computador portátil para cada uno con acceso a internet con un programa de educación diseñado en Media Labs en MIT (Massachussetts Institute of Technology), pues es la visión que se necesita para darle el salto al país, educando a la generación del futuro.

Ejemplo paternal

Samuel Azout nació en Barranquilla en 1956, hizo sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Karl C. Parrish de esa ciudad. Se graduó en Economía en la Universidad de Cornell y como Administración de Empresas en la Universidad de Georgetown.
Lleva una vida simple con ambiciosas metas de desarrollo personal, como el mismo lo afirma y cree que “el único obstáculo entre lo que somos y lo que queremos ser, somos nosotros mismos”.
Su padre Alberto Azout lo encarretó en el mundo del comercio en 1976, pues siendo aún estudiante de secundaria trabajó tiempo parcial con él estampando camisetas, atendiendo la caja registradora y surtiendo mostradores en el antiguo Vivero de la Calle 77 de Barranquilla. “Mi papá me enseñó todo lo que sé, por eso le debo todo lo que tengo”.

Con vocación de inspirador

Con_vocación_de_inspirador

• Ha enseñado ingeniería por más de 57 años, lo que ha sido su misión en la vida
Es un inspirador. Durante más de 57 años, Gabriel Poveda Ramos enseñó ingeniería a los estudiantes de pregrado y posgrado. Su voz pausada y su mente clara hacen un cálculo rápido: 20 mil estudiantes en materias que van desde las matemáticas y la geometría hasta la ingeniería electrónica, por las que se cuela algo de ética y filosofía.
Su vocación humanista ha contagiado a generaciones de personas que aprendieron de la exigencia y la disciplina como las normas que rigen sus vidas.
En su estudio, cercado por los libros, están las nociones de la geometría y las referencias de la alquimia. Pueden encontrarse textos en inglés, francés, portugués y alemán, un rastro que dejaron sus viajes por el mundo como ejecutivo de la Andi, por más de 20 años, y consultor en ingeniería eléctrica de empresas privadas y públicas.
Aún recuerda con profunda admiración y cariño a su padre, un ingeniero quien lo llevaba a la inspección de las locomotoras. Para esas expediciones de “hombre grande” cargaba como lo hace ahora, un cuaderno de dibujo, y con la paciencia de sus cinco años, empezaba a calibrar lo que era una cilindradora o el cálculo de un puente.
Esa amistad le forjó la vida y le sugirió lo que luego sería su profesión y su misión, como él la llama.
Porque este hombre de sonrisa afable y humor cáustico, al que le gustan las conversaciones inteligentes y el silencio de su estudio, ya sabía desde pequeño cuál era su misión en la vida: enseñar ingeniería, de la que no se ha despegado, ni siquiera ahora, cuando se jubiló, porque la idea de explicar la ciencia de una manera sencilla aún le obsesiona.
De hecho se califica como terco, y “obsesivo, como dirían los siquiatras ahora”, dice. Y en esto se reafirma cuando repite que no vino al mundo por un accidente, sino por una tarea que lo ha llevado por diversos claustros universitarios.
Entre ellos se destacan la Universidad del Valle, la Nacional, la de Medellín, la Pontificia Bolivariana.y la Escuela de Minas, en los que ha sido todo un maestro, con rigor.

Por ello le duele cuando se habla de que los bachilleres elijen con más frecuencia carrera sociales. “Hemos desestimado la enseñanza de las ciencias básicas”, argumenta sobre el tema.
Y aún más, esa falta de bases sólidas ha hecho que sea preferible contratar los estudios en el exterior a pesar del inmenso talento que, reconoce Poveda, existe en las facultades y empresas actuales.
Su opinión es contundente y no se amedrenta para decir que la herencia de las ideas de Jean-Jacques Rousseau, el filósofo suizo, han calado hondo en una sociedad que prefiere formar en el libertinaje que en la disciplina.
Con esta idea de que las cosas se lográn con esfuerzo, autocontrol y trabajo duro es que educó a sus cuatro hijos, tres ingenieros y una estadista, con quienes lleva una excelente relación.
De hecho, su familia ha sido uno de los grandes pilares de su vida. En ellos y en sus padres, cuando vivían, se ha refugiado cuando ha tenido alguna incertidumbre que capotear.
El aliento de su vida también reside en Jesús, el hombre que nadie conoce, como lo llamó Bruce Burton, autor de un libro que encontró perdido en las profundidades de una pequeña librería en Londres, y que como todos los tesoros, le reveló, sin estridencias y con simplicidad, el modelo de hombre en el que ha procurado convertirse: el de un ser íntegro que ha sabido encauzar su vida con coherencia.

Jaime Tobón Villegas

colombiano-ejemplar-logo

Personaje ejemplar: Economía y Negocios

Lo mejor de los 85 años que tiene este hombre, los ha dedicado al servicio ciudadano, a la honestidad y el trabajo.
Tobón es un hombre de campo y educador. Su esfuerzo lo ha hecho siendo parte de empresas y entidades, desde donde se ha encargado de romper paradigmas, y con su talento, contribuir a mejorar la calidad de vida de la comunidad.
Ha sido alcalde de (ciudad por confirmar) y director de la Cámara de Comercio de Oriente, gerente del Fondo Ganadero y rector de la Universidad Libre y de Medellín. También recibió la Cruz de Boyacá.