Bienvenido!

Archivo de la categoría: Institución – Medio Ambiente

LOS REYES DE LA SELVA – Fundación Guanacas del Bosque de Niebla

fundacionguanacas

Cuando tenía cinco años, Rodrigo Castaño tardó cuatro horas a lomo de caballo, amarrado con una sábana, para  llegar por primera vez a la finca de su abuelo Lázaro Díaz. El camino desde el casco urbano de Santa Rosa de Osos hasta la vereda Guanacas, en los límites con Carolina del Príncipe, en 1970, era un inmenso bosque de niebla.

Con el tiempo, mientras Rodrigo se sentía atraído como nadie en su familia por Guanacas, la decisión de recuperar y proteger aquellas tierras fue tan fuerte, que dejó su trabajo como catedrático de filosofía y psicología en universidades de Medellín, y se entregó a la misión de conservar. Empezó con las 120 hectáreas que le correspondieron por herencia, y ahora tiene casi 900, entre compradas y donadas, que se convirtieron en un parque biológico para 170 especies de aves, varias de felinos y al menos 30 afloramientos de agua. Guanacas es solo espacio de vida.

Cocomasur

cocomasur

Institución ejemplar: Cocomasur

Cocomasur defiende el territorio chocoano

Desde 2002 empezó a gestarse el Consejo Comunitario de Comunidades Negras de la Cuenca del Río Tolo y la Zona Costera Sur de Acandí, conformado por las distintas comunidades afrodescendientes de la zona. Everildys Córdoba Borja, coordinadora, explica que gracias al reconocimiento de su trabajo en pro del rescate de la identidad cultural y de la defensa ambiental del territorio, en 2005 recibieron título del Incoder y en 2009 empezaron a tomar decisiones relacionadas sobre ambos asuntos. “Gestamos un proyecto para vincular a las comunidades con el bosque para reducir los impactos del cambio climático”.

Actualmente https://www.viagrasansordonnancefr.com/viagra-generique/ su tarea es proteger 26.234 hectáreas de sistema marino, con énfasis en la protección de la tortuga Caná, que cada año desova en las playas de Acandí. Trabaja en el proyecto Corredor de Conservación Chocó-Darién.

Fundación Malpelo

malpelo

Fue creada por un grupo de personas interesadas en proteger los ecosistemas terrestres y marinos del Santuario de Flora y Fauna de la isla Malpelo.

Este islote es la posesión colombiana más occidental en el mar pacífico, que por su posición geográfica contiene una inmensa riqueza de especies de animales marinos, reptiles y aves.

La Fundación, que dirige Sandra Bessudo, colabora en la protección del islote, el control de la pesca ilegal y la educación de los turistas.

El guardián de la biodiversidad

guardian_biodiversidad

• Con 14 años, el organismo preserva la riqueza natural del país
• Hace presencia en páramos, desiertos, selvas y mares de Colombia
• Le apuesta al biocomercio para traer desarrollo a las regiones
El armadillo gigante, la marimonda chocoana, la ballena azul, la danta de páramo, el oso hormiguero palmero, están en peligro de extinción. Además, se estima que unas 162 especies de aves están amenazadas por el deterioro de su ambiente, es decir, el equivalente al nueve por ciento de la avifauna presente en el país.
Los expertos aseguran que Colombia es uno de los cinco países de mayor diversidad ecológica en el mundo, alberga el 15 por ciento de todas las especies terrestres conocidas y es el segundo país en el mundo con mayor número de especies vegetales.
Convertir toda esa biodiversidad en un factor de desarrollo es la tarea que tiene desde 1993 el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.
Fernnado Gast, director del organismo asegura que el Instituto se encarga de realizar investigación básica y aplicada sobre los recursos genéticos de la flora y la fauna nacionales, y de levantar y formar el inventario científico de la biodiversidad en todo el territorio.
Para hacerlo hay que subir a los páramos, navegar y sumergirse por los ríos y mares de Colombia, adentrarse en la espesa selva de Chocó y de Amazonas. No tener miedo al desierto de la Tatacoa o al peligro que existe en muchas zonas del país.
Juan Manuel Díaz, subdirector del Instituto Humboldt agrega que es mucho el potencial que tiene el territorio nacional de desarrollar y potenciar su diversidad natural, situación que es desconocida no solo en el país sino en todo el mundo.

Biocomercio sostenible

Y una de las líneas que ya está en marcha como estrategia de crecimiento y expansión es el biocomercio sostenible. La primera etapa inició con plantas medicinales y aromáticas, las flores y follajes, las mieles, las frutas nativas y el ecoturismo. Hay otras cadenas con potencial a nivel regional como los peces ornamentales, las mariposas y las fibras.
Estos productos están permitiendo usar la biodiversidad de manera sostenible y aprovecharla en los mercados nacionales e internacionales, explica José Antonio Gómez, investigador principal de Biocomercio Sostenible del Instituto Humboldt.
Y agrega que mientras en 2003 el país sólo contaba con 530 empresas de biocomercio, en este año ya hay registradas más de 1.500.
La mayoría de estas empresas (cerca del 80 por ciento), además de ser microempresas, están ubicadas en la categoría de sistemas agropecuarios sostenibles, el 24 por ciento está en el sector de productos no maderables y más del siete por ciento son empresas de ecoturismo.
Pero ese es solo uno de los puntos de desarrollo del Humboldt, porque además tiene proyectos de investigación con universidades y organismos nacionales e internacionales que lo ponen a la vanguardia de los mejores centros del mundo.
Tanto halago mantiene intacta la humildad de los empleados y funcionarios, que según dice Fernando Gast, están entregados a la tarea de preservar esa riqueza natural que los colombianos ven cada vez que salen de paseo por las carreteras nacionales.
Y con esa sencillez asegura que haber ganado El Colombiano Ejemplar es un honor que los anima a seguir trabajando para que cada uno de los rincones de Colombia comprenda el valor de la biodiversidad nacional, para darle el uso sostenible adecuado.

Fundación Ecoandina

11 (Ecoandina)

Institución ejemplar: Medio ambiente

Como entidad sin ánimo de lucro, esta institución se ha hecho a un nombre como organización de avanzada en la investigación de la ecología de bosques montanos en Colombia, orientada a la restauración y el diseño de estrategias de conservación.
Su investigación está dirigida a la ecología y la conservación de los bosques andinos, en relación con a patrones de diversidad biológica, respuestas de la vida silvestre a diferentes alteraciones del paisaje, ecología de población de especies amenazadas, evaluación de estrategias de restauración para la recuperación de la biodiversidad de los bosques nublados, incluyendo los procesos de ecosistemas.
Esta investigación es básica para la evaluación de las consecuencias de la actividad humana sobre la biodiversidad y su persistencia y su análisis, significativo en el diseño de planes de gestión efectiva de la conservación.
Así, con su trabajo en pro del medio ambiente, la Fundación Ecoandina se vuelve ejemplar, gracias a sus obras y planes que ayudan a conservar el ecosistema y la tierra, como un lugar sano y digno de habitar.

Grupo de campesinos de Sonsón

medio_ambiente1

Institución Ejemplar: Medio Ambiente

Juntos para trabajar por la naturaleza

Hace 15 años un grupo de campesinos de Sonsón se juntó para impulsar un proyecto que suena fácil decirlo, pero ponerlo en práctica es más complejo: luchar por la conservación de los recursos naturales en la zona de páramo del suroriente.

Iniciaron con pequeños proyectos que tenían la finalidad de que los campesinos entendieran la importancia de los recursos naturales en su forma de vida, dice Julián Ospina Jaramillo, de Asociación red de reservas de conservación campesina.

Y a punta de trabajo, la asociación logró expandir su experiencia de Sonsón hacia Argelia, Nariño y Abejorral y hoy sacan adelante investigaciones de flora y fauna; implementaron el esquema de economía solidaria, basado en trueques de productos; y fomentan la producción agroecológica, para que las familias produzcan su alimento.
El ingrediente vital del grupo, cuenta Julián, es la solidaridad: “Es la sangre que nos mueve, sin solidaridad, esta organización no tendría razón de ser”.

Para él, ser ejemplar se traduce en “proponer una idea y que todos trabajemos sobre ese plan”. Por eso, su sueño es que Colombia -al que considera el mejor país del mundo- se contagie de solidaridad y luche por objetivos comunes.
Así, en un futuro, que para esta institución es un resultado del presente, Julián espera que Antioquia recoja los frutos de la labor que cosechan en oriente.