estatuillaEl Colombiano Ejemplar, un reconocimiento al compromiso con Colombia

En un mundo sorprendente y contradictorio en el que la solidaridad libra grandes luchas cotidianas para sobreponerse a las adversidades, reconocer a quienes se empeñan en ella es una misión que EL COLOMBIANO ha asumido desde 1999 y hace parte de su compromiso con la sociedad.

En estos años más de 200 personas e instituciones han recibido un reconocimiento por dedicar todos sus esfuerzos para lograr el bien común. Los ganadores han sido sinónimo de esperanza, fortaleza y perseverancia, y nos han demostrado que en todos los rincones del país hay alguien transformando vidas y circunstancias de manera positiva.

 

¿Quién es un Colombiano Ejemplar?

Un Colombiano Ejemplar sabe ver el lado positivo de la vida, no se lamenta, propone soluciones y trabaja para hacer realidad sus sueños y los de los demás.

En la calle, en un edificio público, en un hospital, en una empresa, en una escuela, en el campo, en la selva, en altamar, en las playas… en cualquier rincón de Colombia, habrá siempre una persona que trabaja con convicción por el bien común sin esperar nada a cambio. Alguien que vive con determinación y persevera.

Un Colombiano Ejemplar se siente honrado de sus raíces y procura conservar las tradiciones que construyen la memoria del país.

 

El Colombiano Ejemplar, una apuesta por la esperanza

Un Colombiano Ejemplar puede ser alguien que ha alcanzado reconocimiento social; o alguien silencioso, que por transparente casi no se deja ver… alguien que merece ser exaltado para que podamos verlo, oírlo, seguirlo… alguien para que los niños imiten sin temor y de quien nuestros mayores se sientan orgullosos… alguien que deje una estela de bondad a su paso.

Cuando las buenas acciones se dejan ver, inspiran y abren caminos, por eso debemos nuestra gratitud a los seres que nos impulsan a creer que donde hay un colombiano hay una persona ejemplar.

 

El Colombiano Ejemplar, un reconocimiento público

Cada año EL COLOMBIANO exalta a los ganadores del Premio mediante la divulgación de sus perfiles y experiencias de vida.

Además, convoca a una sobria y emotiva ceremonia de premiación para  homenajear los valores y la vida de nuestros colombianos ejemplares. Con una estatuilla les manifiesta la admiración por su obra y les reitera que son trascendentales para nuestra sociedad.